Inicio | Siervas de María | Fundadora | Siervas Ilustres  | Boletín Informativo | Multimedia |  Contacto | Llamada  |  Enlaces |  Oraciones 
Siervas de María

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

      ¡CONTAMOS CONTIGO!                                         

 

Caminando por la ribera del mar de Galilea Jesús vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés echando la red en el mar, pues eran pescadores, y les dice: ”Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres.” Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. (Mt 4,18-20).
 

 

  * PROBANDISTAS 2011 -ORATORIO CASA MADRE. MADRID. VIDEO

  * SEGUIR TUS HUELLAS. MÚSICA-AUDIO

  *CON AMOR ETERNO. VIDEO

  *A TI, JOVEN. MUSICA. AUDIO

 * HÁGASE EN MI. COMO MARÍA (Presentación Power Point)

 * ILUMINA MI CAMINO (Presentación Power Point)

*TESTIMONIOS DE RELIGIOSAS JÓVENES EN SALAMANCA pdf.


    Joven, ¿has pensado que, como a Pedro y a su hermano, Jesús te puede estar invitando a dejar tus redes y seguirle?.


   ¿Has pensado que hay caminos nuevos de felicidad que aún están por explorar, por ejemplo, consagrar tu vida a Jesús en el servicio a los enfermos, llevándoles la alegría de una atención cercana y cordial?

            

*TESTIMONIOS DE SIERVAS DE MARIA EN LA JMJ ((PDF)

*SOR BELÉN GONZÁLEZ NOS REGALA SU EXPERIENCIA. JMJ

   Si Dios te llama

    Encontrarás el rostro de Cristo, todo compasión, todo  bondad. Encontrarás la ternura sin medida de Dios, que toma sobre Sí mismo en esta compasión de Cristo, el hombre perdido para reencontrarle; el hombre muerto, para darle vida y tendrás ganas de seguir al Señor Jesús, Mesias sufriente, hasta su abandono, para que el hombre no sea abandonado.

   Si Dios te llama

  La cruz te parecerá como esplendor de vida y no la derrota suprema del mundo. La cruz te aparecerá como el árbol de vida y no el patíbulo de la muerte; La cruz te aparecerá como la llave que permite comprender al mundo. Si Dios te llama, querrás seguir a Cristo en su pasión por la salvación de tus hermanos y no tendrás miedo.

    Si Dios te llama

   Tu corazón se abrirá a una dimensión de amor que ni siquiera tu puedes imaginar. Vas a amar a fondo a todos los hombres, ya que en todo hombre reconocerás un hermano que te ha sido dado, un tesoro nuevo e insospechado.

  Si Dios te llama

  

  No tengas miedo; el Espíritu es tu vida.

  ! Joven!

   ¡Sierva de María..! ¿Para qué?

  A fin de amar a los pobres, a los enfermos, como Cristo los amó.

     "Deseo que aumente la comunidad para alabar a Dios y para    que la Congregación se extienda por todo el mundo" (Sta.. Mª Soledad)

  Ojala que este deseo de M. Soledad repercuta sobre ti, Joven, para que te decidas a ser Sierva de María.

Deja resonar, como un eco en tu interior, las palabras de Jesús en el Evangelio: "Tuve  hambre y me diste de comer; tuve sed, estuve enfermo y me visitasteis.. porque lo que hicisteis  con uno de mis hermanos más pequeños conmigo lo hicisteis" (Mt. 25,34-36.40)

   Si Dios te llama

 

  No pases de largo ante tanto hombre caído al borde del camino.

  Acoge la invitación de Jesús al escriba tras relatarle la parábola del "Buen Samaritano" 
Vete y haz tú lo mismo (Cfr. Lc10,29-37). Tendrás la gran experiencia HAY MAS DICHA EN DAR QUE EN RECIBIR.
(Hch. 20,35).

 

Otras jóvenes ya se han decidido. Su respuesta vocacional les ha conducido tras las huellas de Cristo, por la ruta trazada por Santa Mª Soledad.



 TESTIMONIOS

* SEÑOR ME HAS MIRADO A LOS OJOS

   Soy de una familia sencilla, desde pequeña mis padres me enseñaron los valores religiosos, pertenecí al grupo de infancia misionera; sentía la inquietud de ser misionera y ofrecía mis pequeños sufrimientos por las misiones.

  A los 9 años hice la primera comunión, no sé expresar lo que sentí en aquel momento, pero Dios se hizo sentir. También sentía la inquietud religiosa, la cual crecía día a día.

  Cuando llegué a la adolescencia se despertó en mí una rebeldía que llevó a mi madre a intensificar su oración y hacer penitencia para que esta hija suya volviera al buen camino.

   A los quince años hice la Confirmación renació la fe, disminuyó mi rebeldía y aquella inquietud de religiosa volvió a florecer. Me hice miembro de la Legión de María y ayudaba cuanto podía a los demás. A los 22 años me pidieron ir a la capital para que cuidara de un primo, yo no quería ir. Nunca había salido de mi casa, le pedí al Señor que si iba a ser por mi bien me ayudara y que me mostrara qué quería de mí y acepté. Durante la semana estaba en la capital y el fin de semana con mis padres. Un día en un programa de radio escuché la cita bíblica de la llamada a Samuel y esas palabras resonaban en mí como algo especial: "Habla Señor que tu siervo escucha".

( I Sam. 3,9 ss)

  Un domingo de Pentecostés estando en mi casa, mi madre me pidió le acompañara a Misa. Fui y había dos Siervas de María; el Párroco invitó a las jóvenes que tuvieran inquietud para que se dirigieran a ellas al finalizar la Misa. Yo sentía una alegría inexplicable, sentí en ese momento que tenía que ser Sierva de María, al finalizar la Misa hablé con ellas, me dieron un folleto y su dirección para que fuera al convento.

  Regresé a la capital con mi tío, y él al verme tan cambiada y con esa alegría que no ocultaba a nadie me dijo entre bromas: "¿ya has encontrado novio?" sí le contesté, ¡es Jesús! He conocido a unas religiosas, me han dado su dirección para que vaya a verlas. Mi tío me dijo que me llevaría él, que conocía el lugar donde estaban. Fui al convento, me recibieron, yo temblaba de emoción; me cantaron el canto del Pescador.

  Mientras terminaba mis estudios nos manteníamos en contacto y solía ir a visitarlas. Un día de esos me dijeron que la Madre Provincial quería hablar conmigo. Se lo comuniqué a mi madre y cuando fui a hablar con ella me dijo que ya podía entrar, la fecha sería el mes de enero. Estaba alegre pero a la vez triste porque por esas fechas operaban a mi madre, más el Señor me dio la fuerza de continuar adelante. Entré al aspirantado y desde entonces soy muy feliz.

  Han pasado unos años y estoy a punto de hacer mi Profesión Perpetua.

  Con gozo y gratitud como María, la Virgen del Sí siempre abierto a Dios, te invito a ti joven a dar un paso adelante y dejarte mirar por JESÚS. ¡No tengas miedo! Dios no quita nada.

  La vocación es un Regalo

  ¡Oh Dios, Tú, has tenido a bien ofrecerme esta joya.

  Por supuesto, Tú, nada pierdes. Al contrario, no a pesar de esta

  amistad sino gracias a ella te amo mejor y amo mejor a los otros.

  Amarte a Ti y amar a ese hombre, a esa mujer, sobre todo al enfermo, al pobre, al triste, a cada uno, a los que tú tiene alojados en lo más profundo de tu amor para conmigo, es realmente la misma cosa, Señor, estando también en mis manos este regalo queda también en las Tuyas.   (Sor A. Lucía )

 OTROS TESTIMONIOS VOCACIONALES

  1. Me has seducido, Señor, con tu mirada (PDF)

  2. Es imposible conocerle y no amarle, amarle y no seguirle (PDF)

  3. La Llamada (PDF)

  4. Te doy gracias Señor (PDF)

  5. Dios me Llamó (PDF)

  Folleto Santa María Soledad Torres "Una Historia de Amor" (PDF)

 

    siervasdemaria@siervasdemariacastilla.com

  www.siervasdemariacastilla.com © Copyright 2015 Siervas de María Provincia de Castilla   
Creado por Siervas de María, Ministras de los enfermos